martes, 25 de junio de 2013

México, al lugar nueve en ranking IED

Roberto Morales / El Economista

México se colocó en la posición nueve en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa (IED) elaborado por la consultoría AT Kearney, luego de que el año pasado quedara por primera vez fuera de los 25 lugares que comprende esta clasificación.

El Índice estuvo encabezado por Estados Unidos, seguido de China, Brasil, Canadá, India, Australia, Alemania, Reino Unido, México y Singapur.

Por primera vez desde el 2001, China no encabeza la clasificación, resultado del entusiasmo por el resurgimiento de Estados Unidos, que lo empujó al segundo lugar en las mentes de los inversionistas. Desde ese mismo año, México se ha ubicado entre la posición tercera (en el 2003) y la vigésimo segunda (en el 2004).

La muestra considera 302 empresas globales representativas de 28 países: 36% de ellas tiene su sede en Asia; 34%, en Europa y 30%, en América. La mayoría de las compañías consideradas tiene ventas mundiales mayores a 1,000 millones de dólares.

En forma desglosada, México se posicionó en el cuarto lugar para los inversionistas de América y Europa (detrás de Estados Unidos, China y Brasil para ambos casos), y en el segundo lugar para los de Asia.

“En lugar de un refugio temporal durante la crisis económica, los mercados emergentes se están convirtiendo en un complemento, en lugar de una alternativa al mundo desarrollado”, consideró Ricardo Haneine, socio y director general de la oficina de México de AT Kearney.

Uno de los aspectos sobresalientes de la encuesta es que dos tercios de los inversionistas planean quedarse en China a pesar de los crecientes costos laborales.

Sobre la forma en que los costos laborales impactarían sus decisiones de inversión, 6% respondió que no percibía esto; 31% dijo ver costos laborales en aumento, pero no lo suficiente como para obligar cambios, y 36% replicó que se quedaría en China pero trataría de aumentar la productividad. El porcentaje restante informó que planea mudarse a otros mercados.

“Mientras que los inversionistas todavía están en espera, como han estado desde la recesión, parecen más optimistas y menos nerviosos de lo que han estado en los últimos años”, dijo Paul Laudicina, presidente emérito de AT Kearney y presidente del Global Business Policy Council.

No hay comentarios:

Publicar un comentario