lunes, 22 de julio de 2013

Tarjetas para jóvenes, un nicho por explorar

Alejandro Cruz Domínguez / El Economista

México es uno de los países con más población joven en el mundo, ya que la edad promedio de sus habitantes es de 26 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Sin embargo, pocos bancos ofrecen tarjetas de crédito y débito diseñadas específicamente para este sector, con la intención de permitir a los jóvenes desarrollar un buen historial crediticio.

Según el estudio “Las clases medias en México”, elaborado por el INEGI, en el país se ha incrementado el número de personas de clase media, al pasar de 34 a 39% en los últimos 10 años, un factor que provoca una mayor demanda de empleo y de servicios financieros por parte de los 36.2 millones de jóvenes que hay actualmente en el país.

Entre los siete principales bancos, Santander y Bancomer ofrecen tarjetas pensadas para cubrir las necesidades de este sector, ya que la mayoría de los productos existentes está diseñado a partir del nivel de ingreso de una persona y no de acuerdo con su edad.

SANTANDER ZERO

La tarjeta Santander Zero tiene como público objetivo a los jóvenes que se encuentran cursando sus estudios universitarios o que están interesados en adquirir su primera tarjeta de crédito al salir al mundo profesional. Para obtener la tarjeta, el banco no exige que el solicitante demuestre tener historial crediticio ni contar con comprobante de ingresos, explicó el área de ejecutivos de comunicación de Santander Universidades.

Este plástico no cobra cuota anual si es utilizado al menos una vez al mes. Otro beneficio que presenta es contar con un seguro en contra de accidentes en viajes y con un programa de recompensas sin costo. Algunos de los beneficios del programa de recompensas incluyen certificados de descuento en aerolíneas y paquetes vacacionales. Los requisitos para su contratación son presentar la credencial de elector o el pasaporte, comprobante de domicilio (recibo telefónico con vigencia no mayor a tres meses) y credencial de la universidad vigente o tira de materias.

Los alumnos menores de 25 años no requieren presentar comprobante de ingresos, bastará con tener 1,500 pesos en depósitos en la Súper Cuenta Universitaria reflejados durante el último mes. Para los alumnos mayores a 25 años, el banco solicita además de cumplir con los requisitos anteriores, presentar el último recibo de nómina o última declaración de impuestos anuales o bien, los últimos dos estados de cuenta de inversiones o de cheques.

La tasa de interés promedio y máxima del producto es de 21% con un costo anual total de 23 por ciento. La cuota por no usar la tarjeta de crédito es de 65 pesos mensuales, mientras que el costo por reponer la tarjeta en caso de maltrato, robo o extravío es de 120 pesos.

WINNER CARD

Por su parte, Bancomer ofrece el producto Winner Card, que es una cuenta de depósito bancario de dinero a la vista en moneda nacional diseñada para jóvenes. “Este producto está dirigido a menores de 22 años de edad, con lo que todavía se abarca a jóvenes que son mayores de edad pero aún son dependientes económicamente de sus padres”, según información del área de Productos Vista y Seguros de BBVA Bancomer.

Al ser un producto dirigido para el público joven, el banco ofrece diversos sorteos.“Precisamente estamos iniciando con una campaña, en donde sólo por abrir o incrementar desde 5,000 pesos el saldo de su cuenta Winner Card, el usuario participa en el sorteo de dos viajes a París”, informó Bancomer.

Con este producto se tiene también acceso a herramientas en línea como bancomer.com y Bancomer móvil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario